SILLAS, SILLAS Y MÁS SILLAS

Click here for larger version

Tengo unos 20 años de haberme enganchado con las sillas, cuando sin percatarnos de lo que hacíamos, compramos dos Wassily blancas antes de regresar de México y de regreso a Costa Rica. Fueron diseñadas en 1925 por Marcel Breuer y las disfrutamos todos los días al despertarnos en las mañanas.

Desde entonces, para mi esposa y para mi, no fue difícil engancharse con la escuela y legado Bahaus, descubrir a los Nelson, a Corbusier, Arad, Stark y docenas de diseñadores y arquitectos que han creado sillas eternas. En lo personal prefiero las clásicas y todas aquellas que puedan llegar a estar ahí, como la S de Dixon por Capellini, por ejemplo, que rápidamente pasó a las portadas de las publicaciones especializadas. Esa maravilla de silla es la que aparece en la pequeña fotografía superior, perfecta, sensual y por supuesto, en su simetría de belleza y elegancia.

Entre mis favoritas, también la Phantom de Panton es inspiradora, How High the Moon por Kuramata es fascinante, la Bocca por Dali es sensual e interminable, mientras que Gehry nos agregó sus creaciones a cartón que sorprenden al tacto y la vista, o la Aeron que es una clásica produciendo dinero a raudales mientras escribo para Herman Miller. Son miles de sillas que logran responder a su funcionalidad como a su misión por soprender y crear una experiencia aún al sentarse. Así de sencillo.

Mientras supongo que sentir pasión por el diseño es simplemente esencial para la vida creativa, también creo que es vital combinarlo con la funcionalidad y respuesta deseada. Sumar forma y fondo y lograr resultados en una silla inolvidable, es en sí lo que debemos lograr con la publicidad. Y ésta debe ser una búsqueda primero del cliente, y después de su agencia creativa, pues deberían saber lo mucho que les aportará la relevancia en su mensaje al mimetismo que tanta seguridad les genera.

Buscar ganar y crear para sorprender, entretener, atraer, seducir y vender es algo que es inherente a nuestro negocio publicitario, y por esto, no descansaré en proponer buscar en nuestra creatividad resultados así como en su condición de silla lo logran piezas de colección como las que te entrego en las fotografías que siguen abajo.

¿Querés ser creativo? Viví creativo.

Facebook Comments

Comentarios de Facebook:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *