Un Monumento al Emprendimiento

Hoy coloqué mi primer idea en la Vía Costarricense. En los siguientes días iré colocando más ideas, mientras que aprovecho para invitarte a subir las tuyas. El siguiente es el texto colocado en la Vía.

______________________________________

Celebremos al emprendedor y la emprendedora en Costa Rica. Reconozcamos su contribución histórica. Aplaudamos a quienes han propiciado oportunidades con su valentía, su determinación, su riesgo, perseverancia y tenacidad.

Celebremos a quien hace patria haciendo empresa en el país, independientemente de si se trata de un tico, un catalán, un italiano, un americano o un colombiano. Nuestro país se forja entre todos quienes vivimos en Costa Rica.

La empresaria que se lanzó y puso una pulpería. El emprendedor que venció la inercia y puso una clínica de odontología en su barrio. La emprendedora que decidió abrir un kinder y crecer con un estudiante a la vez. El empresario que apostó todo lo que tenía para importar del exterior y ganarse un margen al vender. La empresaria que pidió dinero prestado y se lanzó a vender casa por casa. El emprendedor que hipotecó su casa para abrir un restaurante, o el ejecutivo que renunció para iniciar independiente una nueva empresa. La emprendedora que migró de su país para poner un hotelito en alguna playa de Costa Rica. El emprendedor que amplía su casa con un cuarto para alquilar.

La empresa privada mueve al mundo, porque está impulsada por héroes y heroínas que merecen reconocimiento y reverencia. La iniciativa individual y el esfuerzo colectivo generan oportunidades, aperturas, espacios y prosperidad. Debemos visibilizar el valor del emprendimiento, a través de un reconocimiento duradero a quienes la hacen posible. Inauguremos el monumento en el «Día del Emprendimiento» que para este efecto debemos crear.

Que el gobierno provea un espacio de privilegio, y que la empresa privada lo financie.

Los emprendedores y las emprendedoras han hecho la diferencia. Celebremos el emprendimiento y la innovación, para empezar, a través del «Monumento al Emprendimiento». Propiciemos todo lo que esté a nuestro alcance para elevarles al nivel de prestigio que les corresponde. Luego legislemos, facilitemos, tomemos medidas y hagamos hasta lo imposible para propiciar más empresas, más iniciativas, más emprendimientos, menos permisología, menos restricción y menos burocracia, mejor infraestructura y recursos. Costa Rica debe ser un paraíso para emprendedores y emprendedoras que con honestidad, solidaridad, trabajo y visión, impulsen el país a nuevos niveles de bienestar.

Estimulemos el emprendimiento y la empresa privada. Reconozcámoslo de forma contundente… porque lo que se celebra, se repite.

 

Facebook Comments

Comentarios de Facebook:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *