El príncipe de los depredadores no está en Cannes

Tengo tiempo de escribir poco en «A Fuego Lento», por la sencilla razón de haber pasado meses muy distraído por uno y mil temas, momentos y eventos de vida que han capturado mi atención. Por esto, tendré que regresar a las teclas con el resultado de una observación: es mucho más emocionante el leopardo que el león.

Por muchos años hemos estado a la cacería del León, el de Cannes, tal vez ignorando la existencia de muchos otros premios, posibilidades y oportunidades. De hecho, con un telefoto Nikon 200-400 mm de LensRental.com logré comprobarlo hace unos días en el Gran Kruger Park en Sudáfrica.

Así es. Por mucho que así lo creamos por un instante o una vida entera, el mundo no gravita alrededor de un León. Así como le sucede a la gente que trabaja en Coca-Cola, ( o bien sea cuál sea tu compañía, equipo o pasión), es un error asumir que el eje del Universo es una botella, pues la verdad es conocida y no es así.

El príncipe de los depredadores es el leopardo, y de los «Big Five», sin duda alguna es el más hermoso. Ni el león, el rinoceronte, el búfalo ni el elefante alcanzan la impresión que provoca este felino poderoso, inteligente e imponente. En vez de estar escribiendo en el blog, me pasé por varios días enfocado en fotografiarlo a todo click.

Se dice que el leopardo es el más elusivo de los felinos salvajes, y sin embargo pienso que en esa categoría lo superan el jaguar de nuestras latitudes y el León que sólo se encuentra en el sur de Francia en Junio. También se dice que si no llegaras a ver el leopardo en su búsqueda, uno puede irse con la seguridad de que el leopardo te observó desde su escondite.

A la par de estas imágenes, tenemos un León solitario en nuestras vitrinas. Con mucho en su correcta proporción y con un poco de mejor perspectiva, igual iremos por traerle compañía. Entre muchas otras razones, porque así lo haremos mejor para las marcas de nuestros clientes.

Facebook Comments

Comentarios de Facebook:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *