DE GUATEMALA A GUATEMAYA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Hoy es un día particularmente significativo y emocionante, porque nos hemos propuesto impulsar una idea: cambiar el nombre de Guatemala por Guatemaya, y por esto, hoy 1 de Junio del 2007, nos encontramos en Antigua impulsando esta idea.
Mientras escribo esta nota, escucho los argumentos a favor y en contra de una idea que se discute en el Centro de Ideas y Creatividad Steele. Esta delicia de discusión e intercambio de opiniones, además, se está dando en un marco de respeto, argumentos inteligentes, ponencias de alcance y profundidad. La idea es simple, el potencial es enorme, el impacto poderoso y por supuesto, de una complejísima implementación con no pocos obstáculos legales y constitucionales. Sin embargo, igualmente, no hay duda de que en efecto, nada es imposible.
Alrededor de la mesa, Humberto Olavarría, Salvador Biguria, Virgilio Cordón, Philip Wilson, Juan Callejas, Álvaro Pop, Jaime Camhi, Karla Campos, Juan Mauricio Wurmser, María Ellena Toriello, Julio David Díaz y el anfitrión, Derek Steele.



De Tribu estamos Bernal Esquivel, Director de Planeamiento Estratégico, Karen Steele, VP y Business Leader, Mónica Dorst de nuestra Tribu Virtual en Guatemala y yo. Es decir, con Bernal un enamorado de la cultura, del país y la idea, con Karen una guatemalteca maravillosa que vive entre ticos desde hace más de 5 años, y yo, que heredo una cuarta parte de sangre guatemalteca, por mi abuelo Clemente Alpírez que migró a Costa Rica hace más de 6 décadas.
Promovemos la idea de eliminar la asociación “de Guatemala a Guatepeor”, para mover la marca de este maravilloso país a Guatemaya. Porque es su herencia cultural, porque es la eliminación de la “mala” condena en su nombre, porque rescata el legado milenario de una cultura, y la oportunidad que generaría en el mercado mundial.



Con Guatemaya como marca país, se posicionaría con una letra de diferencia, como un destino turístico claro y definido, así como se nutriría con el misterio, sensualidad e intimidad de la cultura Maya. También, propondría unificación, armonía, aceptación plena de una herencia y consolidación de una visión de futuro mejor.



Regresaremos con el tema. Hoy hemos propuesto el cambio de nombre de un país, y por esto, movemos la idea a pasar de Guatemala a GUATEMAYA.
El mundo es de aquellos que se atreven a pensar de una forma diferente.
 oller
(ARTÍCULO ORIGINALMENTE PUBLICADO EL 1 DE JUNIO DEL 2007)

Share Article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Other Articles

Viva la diferencia (3).

En esta tercer entrada respecto a nuestra industria publicitaria en Costa Rica, traigo a tu pantalla una primer y muy simple propuesta: celebremos todas las diferencias y como es mejor hacerlo en un solo foro,

Subscribe

Copyright All Rights Reserved © 2020