TRIBU EN DIRECCIÓN A LOVEMARK

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Asumimos la idea como propia en el 2001, cuando en Auckland, New Zealand, Kevin Roberts compartió con nosotros su idea. En abril del 2003 la presentamos públicamente en una inolvidable presentación realizada en la obra gris del piso más alto de Plaza Roble, cuando decidimos moverla de una idea a la definición de nuestra misión: llenar el mundo con Lovemarks.

En aquel momento nos llamábamos Consumer Excepcional Nazca Saatchi & Saatchi, un nombre que se gestó con la suma que se concretó con la adquisición que hizo Consumer Publicidad de Publicidad Excepcional de Costa Rica, así también por el hecho de que en el 2002 habíamos iniciado nuestra relación con la entonces llamada Nazca Saatchi & Saatchi. Sin embargo, al cumplir 15 años de fundada, decidimos cambiar de nombre, pues Consumer se refiere al consumidor, un enfoque transaccional, y Excepcional se refiere a su superlativo típico de la publicidad del pasado.

Por esto, en Noviembre del 2003 cambiamos nuestro nombre a Tribu, un enfoque legítimamente relacional, luego nos mudamos de nuestras viejas oficinas en Sabana Sur a nuestro edificio propio, diseñado por Bruno Stagno para la compañía que propone redireccionar las marcas hacia Lovemarks. En todo lo realizado nos preguntamos: “¿Cómo debe hacer esto una compañía Lovemarks?”, o bien, “Bajo la propuesta integral de Lovemarks, ¿cómo debe hacer esto Tribu para ser diferente, consistente e inspiradora?”. Bajo la poderosa convicción de que el éxito radica en la sucesión y la creación de una cultura sostenible, nos enfocamos a buscar la gente clave.

En el camino, sumamos a nuestro proyecto a muchas personas talentosas y valiosas, hasta encontrar los socios perfectos y los compañeros de vida. Nos propusimos mover a Tribu de un misterioso, atractivo, íntimo y provocativo nombre, a un compromiso de vida, a realizarla en la práctica y reunir en nuestro espacio a una tribu de gente espectacularmente identificada en lo profundo, dispuestos además a gozar cada paso del camino.

Lovemarks no es un destino, sino un sentido de dirección. Jamás se llega ser un Lovemark, pues será siempre un blanco en movimiento en un contexto dinámico, cambiante y frecuentemente impredecible. Sin embargo, convencidos de la validez del principio que dice que la dirección determina el destino, nos hemos enfocado obsesivamente en tomar el camino para enrumbar a Tribu hacia Lovemark, pues solo así podríamos proponer con autoridad moral a nuestros clientes que lo hagan para sus propias marcas, tanto en su publicidad como en su compleja realidad.

Todo esto nos ha movido a luchar por ser auténticos, legítimos, de verdad. Nos ha convertido en discípulos y evangelizadores de una visión que adoptamos, adaptamos y completamos con nuestras propias ideas, y por esto en Tribu, vivimos nuestra propia y ciertamente única versión de Lovemarks, más llena, más plena, más íntima y posiblemente también, más nuestra. Proponemos que cada uno en Tribu atienda su dimensión intelectual, emocional, física y espiritual, o dicho de otra forma, que cada persona dedique tiempo y atención a su cuerpo, corazón, mente y espíritu.

Nos hemos convencido de que el camino al éxito está lleno de fracasos, así como de que seremos cada vez mejores en el tanto nos concentremos en aportar desde nuestras personales zonas de fortaleza. Aplaudimos el éxito como los errores, mientras procuramos que todos se sumen a la proactividad, la efectividad y por supuesto, la creatividad ganadora.

Con una Tribu fortalecida por enormes espacios abiertos para la iniciativa personal y los esfuerzos colectivos, así como para el talento, la tecnología y la tolerancia, mantenemos a Tribu en dirección a Lovemark, pues asi lo haremos mejor también para las marcas de nuestros clientes.

Share Article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Other Articles

Semana entre amigos

Los abrazos entre amigos es de lo mejor que tiene Cannes. Después de más de tres décadas en la publicidad, no es difícil toparte con gente que nos has visto en veinticinco años, en quince

RETAIL POR SAATCHI & SAATCHI NY

Tony Granger y su equipo en Nueva York lanzaron una nueva maravilla de comercial. Es una historia dirigida a la mujer y su magia, en una producción de muchísimos dólares de por medio. Es refrescante

McCANN SE ENCIENDE

Pasé 10 años de mi vida en McCann-Erickson, desde el primero como publicista hasta el último como empleado. Hoy me queda poco de aquella compañía, pues yo he cambiado y McCann también. Sin embargo, el

Subscribe

Copyright All Rights Reserved © 2020