Como león enjaulado

Después del martes por la noche, que Cannes hizo su fiesta al aire libre en la playa frente al Carlton, ayer amanecí con un fuerte dolor de garganta que me avisó lo inevitable: viene resfrío. Pasé el miércoles bien afectado y ya hoy no me pude levantar, entre dolor de cuerpo, desgano, catarro a todo pulmón, ojos irritados y todo lo que se necesita para sentirse uno como un trocito de basura. (para ponerlo en educado).

Así que aquí estoy como león enjaulado en la habitación de nuestro hotel en Cannes, rodeado de Kleenex, Actifed, Euvanol, Strepsils, mucha agua y pesado en la conciencia pues me estoy perdiendo de un día entero en el festival, con lo que me tendrán que contar cómo estuvo el seminario de DDB y el New Director’s Show de Saatchi, por solo citar mis preferidas del día. ¡Terrible!

Hace unos años ni lo habría pensado, me habría cargado de voluntad y me habría ido al festival. Sin embargo, los nuevos hábitos obligados por la gripe H1 N1 hacen que uno no pueda salir a incomodar a todo el mundo. Entre un estornudo y otro, oyéndome como estoy y solo viendo mi nariz de payaso, creo que me echaría en un minuto por andar contaminado sin consideración.

Mientras tanto, claro, y entre una dormitada y otra, interrumpido por todos los ajustes propios de un proceso como este, me he puesto a armar algunos videos y algunas fotos de los días pasados para compartir. Después de todo, casi nunca tenemos tiempo de hacerlo mientras estamos en el festival, y luego, tampoco lo tenemos cuando regresamos. Por esto me torturó éste slide de una presentación que bien lo dice: no alcanzan las horas de un día.

Para mañana espero sentirme mejor y estar presente en el Palais de nuevo, aprendiendo y tomando apuntes de todo lo que se puede aprender en Cannes. En otra nota en el blog voy a agregar algunos vídeos en resumen para que podás conocer un poco del ambiente que se viven en el Debussy, donde una hora tras otra van pasando los exponentes de las diferentes compañías que los patrocinan. Si bien hay muchas fiestas en Cannes, tal vez demasiadas, mil y un distractores, desde Montecarlo y Niza hasta la playa misma al lado del Palais, lo que uno debe llevarse de acá es actualización, visión de futuro y aprendizaje como para llenar 20 maletas.

Te dejo hasta acá, que ya hasta me siento un poquito mejor al haberte compartido que hoy jueves ha sido un día enjaulado por la gripe y la impaciencia que me provoca ésta calamidad menor de la vida. Como me lo comentó un médico amigo: una buena gripe dura 7 días. Y una buena gripe con buenas medicinas… dura 7 días.

Share Article

Other Articles

MAS DE KEVIN ROBERTS EN WHARTON

Este viejo pelón, panzón, rico y ruidoso es uno solo en su tipo y sin duda alguna, adrenalina pura en la dirección de Saatchi & Saatchi. Cuando era el CEO de Pepsi en Canadá, cerró

Yo quiero éxito y fama

Todos queremos éxito y fama. Deseamos ser admirados, respetados y hasta aplaudidos. ¿Cierto? En un Volcán, en Cannes, Hollywood o en una plaza pública, en una escenario o en casa. Sin embargo, cuando alguien pregunta:

LA PRIMERA GRAN IMPRESION

En INFIRMA se ha adquirido una VUTEK, y aunque parece una impresora digital de gran formato más, tiene una condición particular: es de lo mejor que hay en el mundo hoy. De hecho, es utilizada

Subscribe

Copyright All Rights Reserved © 2020