Más candidatos que ideas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Hoy Costa Rica es escenario de una espectacular caricatura en 3D que dibujan los políticos del momento. Entre apretones de manos y abrazos, se suman en alianzas de todo tipo y color por conseguir el poder, sin priorizar en las propuestas ni agregar nuevas ideas.

¡Todos quieren la Presidencia! mientras que no agregan energía alguna que pueda hacernos pensar que tienen un sueño o tan siquiera una pesadilla. Qué tristeza de novela la que nos ofrecen los políticos, aunque reconozco que el episodio de hoy con Otto Guevara y Rafael Ángel Calderón ha sido un buen acento de humor inesperado.

Desde las pre-candidaturas en Liberación hasta la más nueva en las alianzas oportunistas, ninguno de los movimientos electorales plantea ideas que provoquen cuando menos un suspiro. Por el contrario, en casos como el de mi muy querido amigo don Fernando Berrocal, la publicidad se convierte en resorte de ridículo penoso y ofensa “creativa”. Todo esto es como una especie de embrujo que parte de Zapote, donde viven en una especie de fantasía, y llega hasta el último rincón de los partidos, sin que de uno solo salga un plan serio o un proyecto diferente.

Por toda esta situación alargada por años en anestesia colectiva, cuando José María Figueres presentó su idea de un proyecto país, particularmente en la reunión de empresarios en Tribu, fue fácil y natural sumarme a colaborar. Con la participación de mucha gente ilusionada, de todos los sectores y partidos, nos organizamos y creamos la Vía Costarricense, no como cosa político-electoral sino como plataforma participativa para rediseñar el país a base de ideas y no de candidatos. ¡Qué diferencia!

En los próximos días haremos una primer presentación de los avances alcanzados, que arrancaron con más de 500 ideas recogidas de toda Costa Rica a través de reuniones personales y encuentros virtuales, incluida una comunidad en Facebook que ya alcanza a casi 26.000 adherentes. El camino recorrido es fresco, abierto y sin alianzas de ningún tipo, para influir en el curso de las cosas en nuestro país, como ya se logró con el tema del aleteo del tiburón así como con la propuesta hecha por un referendo para recuperar gobernabilidad.

Así las cosas, reitero mi crítica a los políticos que solo proponen su nombre sin agregar una idea. No como lo hacen los columnistas tradicionales, que solo se quejan y lapidan, sino con participación que procura hacer efectiva una contribución; porque quien critica y no propone, es parte del problema. A la vez, ¡te invito a participar en la Vía Costarricense!

Mientras tanto, y como quiero siempre ver el vaso medio lleno, confíó en que los pre y los candidatos migren al terreno de las ideas. Que en mi opinión, siempre deberían ir primero.

Share Article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Other Articles

Una foto dice más que mil palabras

Viví diez años de mi vida como publicista en McCann-Erickson, de los cuales uno fue en San Pedro Sula y casi cinco en la ciudad de México. Luego regresé a Costa Rica y fundé Consumer,

CERCA DE LO QUE QUIERO

Es muy interesante. Cuanto más tiempo estoy en Costa Rica y más me involucro, más quiero de Costa Rica y lo que hago. Mientras viajo lejos y me desconecto, más quiero viajar, conocer y descubrir,

Subscribe

Copyright All Rights Reserved © 2020