Todo a su tiempo

Purdy Motor es cliente de Tribu DDB a partir de hoy. No sucedió hace 20 años ni hace 10 sino hoy. Porque a pesar de que lo intentamos varias veces antes, finalmente todo es siempre a su tiempo.

Al regresar de 5 años con McCann-Erickson México en 1988, en los inicios de la incipiente Consumer Publicidad, hicimos el primer tiro al marco unos meses después. Sin embargo, claramente no estábamos preparados para asumir la cuenta de Purdy y su marca Toyota. Recuerdo que en aquellos tiempos pasó de MGM a la Leo Burnett de Víctor Barriga y Luis González, pues nosotros no estábamos a la altura de la circunstancias. No era el momento porque no estaba preparado.

Hasta hoy, la cuenta ganada en Tribu perseguida por más años había sido el Grupo Kativo, con sus marcas Protecto y Glidden. Cuando finalmente ganamos a este gran cliente regional, hicimos las cuentas y nos encontramos con que los habíamos buscado por 11 años. Fue una enorme satisfacción, significó la vida para nosotros y hoy es como todos, un cliente consentido. Con Grupo Kativo y sus marcas hemos logrado mil éxitos juntos, porque cuando llegó el momento correcto pasó a ser nuestro cliente. No fue antes ni después.

Hace unos 4 años Walmart salió a buscar agencia regional. Nosotros sacamos nuestros mejores malabares y aunque contábamos con una pseudo red Saatchi en Centroamérica, nos eliminaron en la primer ronda por no contar con las condiciones para atenderles. Tenían razón y nos propusimos resolver con el tiempo. Se dio la oportunidad y cambiamos a DDB, se abrieron más puertas y creamos la red Tribu DDB con agencias en cada país de Guatemala a Panamá. Luego en diciembre pasado recibimos la llamada y en febrero iniciamos formalmente nuestra relación comercial con Walmart en sus formatos populares. Así las cosas, sucedió cuando tenía que suceder al estar listos y preparados.

Si repasamos el ingreso de clientes como el Grupo Monge, McDonald’s, Clorox, Bridgestone o BAC / Credomatic, por solo citar algunos, cada uno trae una historia que va de la mano con el momento oportuno. Para cada cliente estuvimos preparados cuando correspondía y por esto, es muy importante la administración de la energía, el ritmo y la cadencia en cada paso. En todos los casos, vivimos en permanente estado de gratitud y compromiso.

Así las cosas, hoy celebramos la entrada de Purdy a Tribu DDB con una intensa, bien preparada y feliz encerrona de inducción. Trabajamos duro y gozamos desde el primer momento, cuando nos llevamos la sorpresa de Mrs. Merri en el despegue.

¡Muchísimas gracias! Esta nueva relación es increíblemente significativa para nosotros, por lo que estamos súper agradecidos y la recibimos con alegría. Si hacemos cuentas, creo que la buscamos por primera vez hace unos 23 años. Los molinos de Dios muelen despacio, pero muelen.

Nada sucede por accidente. Las casualidades no existen.

Todo a su tiempo.

¡Salud!

Facebook Comments

Comentarios de Facebook:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *