CULTURA DE LO BARATO

Debemos migrar de “lo más barato” a “lo mejor que se pueda pagar“. Es así de simple, aunque lograrlo pueda ser complejo. Yo creo que es mejor uno bueno que cinco baratos, uno de calidad que veinte mediocres, una de altísima retribución emocional, como alguno de mis Lovemarks, que siete en descuento del 50%. Además, lo sabemos, lo barato sale caro.
Si solo dejáramos de dar y pedir lo más barato, podríamos accesar una nueva dimensión. ¿Se imaginan a los autos alemanes en una cultura así? ¿Los zapatos italianos? ¿Los tulipanes holandeses? ¿Las producciones comerciales inglesas? ¿Los relojes suizos? ¿Los desarrolladores de Palo Alto?
La obsesión por lo más barato conduce a una distancia sostenida de lo mejor. Lo más barato, sin discusión, se reserva para esa condición particular que se da cuando no se tiene otra opción. Sin embargo, enfocarnos en lo más barato nos conduce a una mediocridad de bajo precio, y la pérdida de muchas oportunidades, en el momento más costosas, luego de mayor alcance y efecto.
Si solo nos concentráramos en lo mejor posible, enfocados en el menos es más, por todo lo alto coincidiríamos que siempre es preferible la calidad, dejar de lado ese pobre enfoque a lo barato y preferir el valor de lo mejor. A menos que no tengás otro camino, y el bolsillo o las circunstancias te obliguen a lo más barato, deberíamos de optar por lo mejor.
Por esto, nos toca crear más riqueza y oportunidades, convencido de que hay mucho para todos, en lo que llaman, mentalidad de abundancia. La comparto y no me permito la posibilidad de la trampa de enfocarme en lo que menos cuesta, porque casi siempre, es lo que menos me da.
Cultura de lo barato: ¿hasta cuándo?

Share Article

Other Articles

Mañana, te amo. Mañana.

Hoy es viernes y ha terminado una semana de trabajo más. La mayoría de nosotros nos disponemos para disfrutar un fin de semana de descanso, mientras que muchos terminan de organizar sus planes de Palmares.

TODO POR HACER

Podríamos asumir una posición típica en nuestro país, y convencernos de que en realidad el tema es uno de presupuestos. También podríamos decir que nuestras ideas son de primera y que en verdad, el problema

Subscribe

Copyright All Rights Reserved © 2020