HAY QUE PAGAR EL PRECIO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Me emociona compartir con vos este video de Sirena Huang, la niña prodigio del violín que a los 11 años fascina al mundo entero con su talento y virtuosidad. Empezó sus clases de violín a los 4 años, y a los 9 años hizo su debut público con la Orquesta Sinfónica de Taiwan. Extraordinaria y fuera de serie, sin embargo, Sirena pagó el precio.
Ella no es solamente producto de su imaginación musical y su fabuloso don, sino también del esfuerzo, la disciplina, el trabajo, la determinación, y por supuesto, el sacrificio, la superación a toda frustración y el fin en su mente por lograr el nivel alcanzado. Sirena Huang hoy es libre de tocar el violín como quiera y se le antoja, porque pagó el precio de esa libertad. (Por cierto, NO se la pierdan por ahí del minuto 9, que sus palabras son sumamente inspiradoras).

Si queremos liberar nuestro talento extraordinario, hay que pagar el precio. No hay almuerzos gratis, no hay viajes regalados.

Digg!

Share Article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Other Articles

100 años de Bernbach y su legado

Bill Bernbach fue el publicista más influyente del Siglo XX, y hoy nuestra agencia lleva su letra en la B de Tribu DDB, por lo que nos sentimos honrados, agradecidos y desafiados. En la celebración

Subscribe

Copyright All Rights Reserved © 2020