EL TRIUNFO DE LAURA CHINCHILLA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En los últimos meses pasamos de un Johnny Araya como absoluto favorito en cualquier apuesta, a un triunfo contundente en la convención liberacionista de Laura Chinchilla, por razones que solo podrán sumarse a la olla con especulaciones, hipótesis, estimaciones, teorías y opiniones.

¿Qué llevó al triunfo de Laura Chinchilla? O en una visión más comprensiva, ¿cuáles fueron los errores en la tendencia de Johnny que más contribuyeron a su derrota? Sería muy interesante conocer las opiniones de muchos, y por ésto, del twitter iremos sumando los comentarios que obtengamo, así como te invitamos a agregar tus comentarios directamente al pie de éstas palabras. Mientras tanto, me atrevo a suponer algunas posibilidades, aunque no más que tres.

Creo que la apuesta a la continuidad fue la más firme recuperación en el curso de la campaña ganadora. De hecho, fue muy visible que la tendencia Laurista perdió apoyo cuando se alejó del gobierno, así como pudo contar con el tiempo necesario para corregir y recuperar la confianza de la gente cuando replanteó su discurso y lo acercó de vuelta a Óscar Arias. Sin duda alguna, la popularidad del más grande estadista de los últimos tiempos, aunque muy lejos de ser un ejemplo de humildad, fue un acierto y significó en su momento, un ajuste ganador en la estrategia de campaña Laurista.

A su vez y en paralelo, la campaña de ataque a Laura Chinchilla por el abogado y exministro de Seguridad Pública, Juan Diego Castro, puede haber sido el error más caro en la campaña de Johnny Araya y la bala de gracia en la propia nuca de sus aspiraciones. El país rechazó la táctica y despertó diferentes niveles de indignación, provocando un alejamiento acelerado en dirección opuesta a sus intenciones originales. Por las razones y motivaciones que se puedan agregar por los que más entienden éstos fenómenos sociales, la campaña de ataque rebotó y calzó justo para impulsar a Laura a costas de Araya. En general, la comunicación de Johnny Araya falló en impulsar la candidatura del señor Alcalde, así como no pudo ser suficiente a la solidez de la combinación Laura Chinchilla más Óscar Arias.

A su vez, la comunicación de Laura Chinchilla mostró cambios importantes cuando abandonó la propuesta de LaUra Nos Une, que incluyó sustituciones también en la dirigencia y a lo interno de la misma campaña, para moverse al nuevo concepto “Firme y Honesta”. Desde mi punto de vista personal, la inconsistencia que le acusaron las cabezas de Johnny Araya a la campaña Laurista, más bien reflejó capacidad de adaptación a las circunstancias, una lectura oportuna de errores iniciales y una reparación a tiempo del camino tomado. Es muy positivo que un movimiento tenga esa flexibilidad y sentido de la oportunidad, que pueda admitir espacio para mejoras si éstas se proponen y fundamentan, para enfocar esfuerzo en un curso acelerado. Ésta característica es muy necesaria en el gobierno, y por ésto, es además un buen augurio en el estilo de liderazgo que podremos esperar de Chinchilla.

Mucho más podría agregar, y sin embargo, creo que bastaron éstos factores para hacer toda la diferencia en una Laura que fue animada por las encuestas, y que por lo tanto, pudo relajarse, salirse del libreto convencional, sonreir y mostrarse más cercana, más real y humana de lo que pudo reflejar en sus comerciales, discursos y debates. La alegría de los últimos días confirmaron su liderazgo, y en medio de mucho positivismo y naturalidad, Laura concluyó su campaña con el ingrediente que bien cuidado, le podrá llevar hasta la presidencia, pues mostrarse tal cuál es ella, sin poses ni modelos transplantados, es una idea ganadora.

Con un enorme respeto y admiración por la valentía, esfuerzo, trabajo y compromiso de Johnny Araya y Fernando Berrocal, a quienes aprecio sinceramente en el plano personal, pienso que hoy ha ganado quien hizo mejor las cosas para lograr la candidatura de Liberación Nacional. Ahora viene la siguiente prueba, pues Ottón Solís nunca será un candidato fácil para vencer, y por ésto, la contienda electoral del próximo febrero traerá una vez más a las dos Costa Ricas, la del no y la del sí al TLC, la que se enfoca en el futuro y la que lo hace en los obstáculos, la que suma y agrega y la que resta y pone peros.

Felicitaciones a Laura Chinchilla por su brilante triunfo electoral, porque es además del resultado a un extraordinario esfuerzo colectivo, el premio merecido a una destacada trayectoria personal. Seguramente que se tomará algunos días para descansar, mientras que ahora es el tiempo para reagrupar al Partido y prepararse para la campaña nacional.

Share Article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Other Articles

CARGAMOS NUESTRO EQUIPAJE EMOCIONAL LLENO DE DOLOR.

Hace unos años estuve en un taller de una semana completa en Tennessee, donde nos aislamos cerca de 50 personas de todo lo que nos anestesia y aleja de nuestras emociones. La experiencia me marcó

A FUEGO LENTO ARDIENDO

En el mes de Mayo, A Fuego Lento alcanzó 246,310 page views de 19,842 servidores distintos, transfiriendo un total de 12,561.3 MBs y 237,523 HTML requests. ¿Qué significan estos datos? Muchas visitas. Sin lugar a

Ya no morí joven

Por años pensé que moriría joven. Hace unos días me percaté del hecho de que una vez más me he equivocado. Sin embargo, tal y como lo dice un comercial de Nike de hace añales,

Subscribe

Copyright All Rights Reserved © 2020