ENTREGARLO TODO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Hoy me llegó un email de Esteban Jiménez dirigido a todos en Tribu. Su historia me pareció tan importante y real, que pensé te podría aportar a vos también como lo hizo conmigo. Así que aquí te va:

ENTREGARLO TODO, por Esteban Jiménez

El miércoles, después del estudio me quedé hablando hasta tarde. A media noche, fui a echar gasolina al carro, cuando iba a pagar no andaba la tarjeta, ¡la había perdido! Fue rarísimo, porque Dios siempre hace que todo me salga bien. No entendía por qué me pasó algo así, si siempre tengo la protección especial de Dios.

Pues entonces le dejé a la muchacha de la bomba cosas de valor, para ir a la casa a traer la plata. Por primera vez en la vida, andaba la biblia en el asiento de la par, y era lo único que andaba, y le dije: tenga, le dejo esta biblia, ¡con ella se paga la deuda tres veces! Me pidió el nombre y le dije: ¡tenga mi cédula! Y ella me pidió el reloj, y yo: aww… no quería dejárselo, pero tenía que hacerlo, era parte del trato.
Entonce me fui a la casa, traje la plata, y de camino Dios me dijo: Esteban, esto no fue casualidad, yo hice que pasara, y las cosas que usted dejó significan algo. Y entendí con toda claridad el mensaje que Dios me reveló. Fue increíble.
La Biblia significa la palabra de Dios y la fe, creer en él y aceptarlo. La cédula significa nuestra identidad, ser cristianos y permitir que Dios haga su voluntad en nosotros, y el reloj, claramente, significa el tiempo.

Entonces, para nosotros dar a Dios todo es muy fácil, así como yo lo di todo. Damos la biblia; creemos en ella como la palabra de Dios, y creemos en Jesús como el redentor. Damos la cédula; aceptamos ser cristianos, y que Dios cambie quienes somos, volvemos a nacer. Pero cuando Dios nos pide el tiempo: aww… no queremos. Nos dice: lea todos y días rato grande, con constancia: aww… Congréguese, vaya a estudio de biblia y reúnanse más días: aww… Ore un rato todos los días, en la mañana, en la noche y durante todo el día: aww… vaya a las actividades de ayuda social los fines de semana: aww… vaya a las actividades sociales para integrase al cuerpo de Cristo: aww… visite a gente que necesita de Mi: aww… saque tiempo para adorarme: aww…

Pero Dios no quiere que nos duela darle el tiempo, tenemos que entregarlo todo por igual. Y eso no es negociable. Es parte del trato, es un requisito para saldar la deuda. La deuda que Jesús pagó en la cruz. Yo no podía decirle a la mujer de la bomba que no le daba mi reloj, era parte del trato para saldar mi deuda, igualmente no podemos decirle a Dios, no le damos nuestro tiempo, porque es parte del trato para saldar la deuda. No hay opción.

Finalmente el orden en que entregué las cosas significa algo también: primero di la biblia, luego el reloj y por último la cédula. Significa que vamos a creer en Dios, le vamos a entregar nuestro tiempo y finalmente él nos dará una nueva identidad, seremos quien queremos ser, y alcanzaremos lo que soñamos. Cosas increíbles formarán parte de nuestra vida. Según Jeremías 29:11; Yo se los planes que tengo para ustedes, planes para su bienestar y no para su mal, a fin de darles un futuro lleno de esperanza. Yo, el Señor, lo afirmo.

Espero que este mensaje haya sido para bendición de sus vidas.

Share Article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Other Articles

Subscribe

Copyright All Rights Reserved © 2020