EXPERIENCIA AL LIBRO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cuando te encontrás con un lugar como Tome Dom, celebrás que aún queden rincones en el mundo que sobreviven a las Amazon y Barnes & Noble del planeta, pues son más íntimos, más humanos, más placenteros. Su dueña me decía que por las mañana corría para llegar, abrir su lugar, disfrutar el aroma de sus libros, iniciar su música clásica de fondo e iniciar a atender personalmente, un cliente a la vez.

En Tome Dom el amor por los libros se refleja en cada esquina, pues no hay una que no tenga uno. Invita a ojearlos, disfrutarlos, comprarlos, hacerlos tuyos. La experiencia es intensa y cargada de una sola idea: amor por los libros. No por el objeto mismo de papel, por supuesto, sino por toda la imaginación resumida, las ideas y conceptos, las historias y los hechos en cada uno de ellos.

Las grandes librerías tienen mucho que rescatar de este tipo de rincones en el mundo, pues suman en la dirección de nuestras emociones, fibras íntimas y asociaciones. Son lugares que vale destacar como detonantes que te llevan a repasar el pasado, presente y futuro en un instante, para especialmente reiterarte el valor de lo nuestro, lo conocido y adquirido en generaciones.

Share Article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Other Articles

Un pregonero lo atropelló. Un ojo lo rescató.

El Ojo de Iberoamérica premió con un flamante Oro regional a “Puppy” de Protecto, reafirmando lo que pensamos muchos: en el Pregonero pasado Darío Lanis, Alejandro Aguilera y Miguel Ángel Barahona castigaron excesivamente una pieza

EL HUECO Y LA PELIRROJA

Ahora que tenemos un Wendy’s en el vecindario de Tribu, recordé este comercial de Saatchi NY y el equipo creativo liderado por Tony Granger, precisamente quienes ganaron el León a la Agencia del Año 2007

Subscribe

Copyright All Rights Reserved © 2020